Encuentran la ‘superbacteria’ resistente a los antibióticos más potentes en un alimento

ES LA PRIMERA VEZ QUE APARECE ESTA RESISTENCIA

fee160759145f4d03d3dda5110c03331 f2f3d293ee92844f6befe92855fa7213 ec53f5aea8054fd85a0eaad62da4a472 eaafd50f10c9a866635eb15c18228ddc

Un grupo de investigadores de Canadá ha encontrado una bacteria resistente a nuestros más potentes antibióticos –lo que se conoce como “superbacterias”, o bacterias multirresistentes–, en unos calamares congelados de una tienda de alimentación china en Saskatoon, al sur del país, que según su propietario provenían de Corea del Sur.

Hasta ahora, tal como ha explicado a El Confidencial Álvaro Pascual Hernández, catedrático de microbiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla, no era extraño encontrar bacterias multirresistentes en la comida cruda, pero nunca se había encontrado una resistente a los Carbapenem, el tipo de antibióticos más potentes, que constituyen hasta el momento la última resistencia con la que contamos para combatir a las bacterias más peligrosas.

e62e20b17c0e9acabf1633d2fa74c600 dd938f06a63d72c01da7d1071c08a820 d85f8c5a46111b44d23a4625bd32d23e c688a97adb0ce6358fbc559d649c67b0

La mayoría de estas “superbacterias” habían aparecido hasta ahora en centros sanitarios, donde la presión de los medicamentos es muy grande, y habían sido trasmitidas a la población por pacientes de los centros. El último de estos brotes, en 2011, mató a siete personas en EEUU.

Pero el descubrimiento de la bacteria en una tienda de alimentación, tras un control rutinario, se ha hecho público en un informe del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. Y ha encendido todas las alarmas.

Según ha explicado al Washington Post el autor del informe, Joseph Rubin, profesor de microbiología en la Universidad de Saskatchewa y miembro del equipo de investigadores que identificaron la bacteria, el descubrimiento de una “superbacteria” de este tipo en la comida implica que “el riesgo de exposición del público va más allá de los viajeros y la gente que ha sido hospitalizada. Significa que un segmento mucho más amplio de la población está en riesgo. Es algo que puedes traer a tu casa”.

b11d152d6aa31d8b286bf08135721a4d c81a838362df66c8d0b95084b37ce90d b68c83772002410ee4cb89bd88338ee2 b7d4e17d903f22728853989316fd22de

La ‘superbacteria’ fue hallada en unos calamares de una tienda de alimentación asiática. (istock)

Una bacteria común con una mutación muy peligrosa

La bacteria encontrada en los calamares es un organismo muy común, Pseudomonas fluorescens, presente en el suelo y el agua, y no es peligrosa. De hecho, al cocinar los calamares habría muerto. Pero el organismo podría haber infectado a cualquier persona gracias a la contaminación cruzada, muy habitual si no tomamos las debidas precauciones al cocinar y olvidamos lavarnos las manos o limpiar la tabla de cortar; o si se hubieran consumido los calamares crudos, algo que no es tan raro.

a32711676209e65467ed68efb11f084d 88b2f2a0d0f584da76a284284c246695 20cc6cb6134e4bb1994519c685545079

La Pseudomonas fluorescens no puede hacer ningún daño a una persona sana, pero está presente en nuestra flora intestinal, por lo que puede trasmitir sus “superpoderes” a la microbiota

Tal como explica Pascual, el hallazgo no es una amenaza directa de salud, pero sí la constatación de que “tenemos un problema muy serio de resistencia a los antibióticos”. El problema no es la bacteria en sí, que no es patógena, sino la enzima o gen que la hace resistente a nuestros más poderosos medicamentos, los Carbapenem, que constituyen la última línea de defensa contra los microbios.

9dd75d3b6d78346cf64fffc13fc41b16 8da8afccb781d015fdbb7ffe1454d0eb 4f0b1c3275a01f8a11666c554a2d4412

La Pseudomonas fluorescens no puede hacernos ningún daño, pero está presente en nuestra flora intestinal, por lo que puede trasmitir sus “superpoderes” al resto de la microbiota y, eventualmente, a una bacteria patógena. Mientras estuviéramos sanos no ocurriría nada, pero en cualquier momento podríamos enfermar y descubrir que no funciona con nosotros ningún antibiótico.  

04e9e757fe79b68a667fee92de66d298

Rubin y sus colegas se encontraron la bacteria después de comprar seis muestras de comida en la tienda de Saskatoon: dos paquetes de calamares, dos paquetes de ancas de rana y dos paquetes de pepinos de mar. Sólo un calamar estaba infectado, pero es imposible saber si la bacteria llegó a él de su ambiente natural o en cualquier punto de la cadena alimentaria.

531b87ba4fa98e6d5b4a633a9f67b76b

Hasta ahora las autoridades estadounidenses y canadienses habían limitado sus controles alimenticios a productos más consumidos como el pollo, la ternera o el cerdo, pero se han encontrado la sorpresa al extender los exámenes a otros productos más minoritarios, normalmente importados.

 

Fuente:  http://www.elconfidencial.com

 

Anuncios

Stephen Hawking ‘bendice’ el nuevo descubrimiento sobre el Big Bang

thumb1115

stephen-howking-fotografia--644x362

El científico británico Stephen Hawking ha destacado este martes que la detección de las ondas gravitacionales generadas después de la creación del Universo con el Big Bang es “otra confirmación de la inflación” cósmica hallada hace más de 30 años.

En unas declaraciones hoy a Radio 4 de la BBC, el prestigioso científico de la universidad inglesa de Cambridge ha recordado que esta “inflación” fue concebida por primera vez por el cosmólogo Alan Guth, quien argumentó que en la creación del Universo hubo un periodo de “aceleración”, una expansión ultrarrápida.

Hawking recordó que en 1982 invitó a científicos que evaluaban esta teoría a tomar parte en un “taller de trabajo” en la Universidad de Cambridge, donde concluyeron que era aceptada la idea de la “inflación” al comienzo del Universo, si bien -dijo- esto no fue confirmado a través de la observación hasta diez años después.

Fuente que utilizo ahora:    http://www.abc.es

thumb1112 thumb11

En sus declaraciones, Hawking señaló que la inflación puede generar “ondas gravitacionales”, algo que fue confirmado el lunes por científicos de la Universidad estadounidense de Harvard.

El Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica de Massachusetts (EE.UU.) reveló que ha detectado por primera vez mediante un telescopio en el Polo Sur las “ondas gravitacionales primordiales” que se generaron tras el Big Bang.

El equipo dirigido por John Kovac ha logrado percibir por primera vez mediante el telescopio BICEP2 instalado en el Polo Sur, en un pequeño retazo de cielo, esas ondas gravitacionales, consideradas el Santo Grial de la cosmología al probar diversas teorías.

thumb1 thumb

Siempre interesado en el futuro del universo, Hawking cree que la especie humana “se enfrenta a una extinción inminente” si no se conquistan “nuevos mundos a través del cosmos”.

En una entrevista en el programa científico “Planet” del Canal 4 británico, Hawking estimó que habrá asentamientos humanos en la luna “dentro de 50 años” y que, en esa época, el hombre estará en el camino de poner un pie en Marte. En el planeta rojo, según sus teorías, no se vivirá hasta 2100.

“Nuestro planeta es un viejo mundo, amenazado con una población cada vez mayor y con recursos finitos. Debemos anticipar esas amenazas y tener un plan B”, declaró Hawking. “Si la especie humana quiere sobrevivir más allá de los próximos cien años, es imperativo que atraviese la negrura del espacio para colonizar nuevos mundos a través del cosmos”, agregó.

fondo_cosmico--644x362 JBock-BICEP2-NEWS-WEB--478x270

Primer ‘vistazo’ directo al instante del Big Bang

Hace unos 13.800 millones de años, el Universo que conocemos irrumpió violentamente como consecuencia de una gran explosión, el Big Bang. En menos de lo que dura un abrir y cerrar de ojos, el Cosmos se expandió de manera exponencial, extendiéndose hasta un punto que ni siquiera los mejores telescopios actuales son capaces de ver. Es lo que se conoce como inflación cósmica, cuya evidencia directa acaba de ser anunciada por primera vez. Un amplio equipo de investigadores, liderados por el Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica, ha dado a conocer, en una rueda de prensa precedida por una gran expectación, la primera detección de las ondas gravitacionales, pequeñas deformaciones en el tejido del espacio-tiempo que se transmiten a la velocidad de la luz y recorren todo el Cosmos. Descritas como los «primeros temblores del Big Bang», su hallazgo es considerado el «santo grial» de la Cosmología.

Evitar la «cara de Marte»

Universos paralelos, ¿existe alguna señal?

Cada universo está contenido en una «burbuja»

El equipo ha llevado a cabo simulaciones de qué aspecto tendría el cielo con y sin colisiones cósmicas y ha desarrollado un innovador algoritmo para determinar cuál encaja mejor con la gran cantidad de datos del fondo cósmico de microondas tomados por la sonda WMAP de la NASA. «El trabajo representa una oportunidad de poner a prueba una teoría que es realmente asombrosa: Que vivimos en un extenso multiverso, donde aparecen constantemente otros universos», dice Stephen Feeney, otro de los investigadores.

thumb1114 thumb1113

Uno de los muchos dilemas a los que se enfrentan los físicos es que los seres humanos tenemos una gran facilidad para encontrar patrones que en realidad no son más que una mera coincidencia, como por ejemplo la famosa «cara de Marte». Por ese motivo, el algoritmo obedece a unas reglas muy estrictas, para que no haya equívocos.

De momento, los científicos creen que los primeros resultados no son lo suficientemente concluyentes para descartar o aceptar la existencia de un multiverso. Sin embargo, confían en que los nuevos datos obtenidos por el satélite Planck de la Agencia Espacial Europea (ESA) ayuden a resolver el misterio.

La ciencia en español es solo el 0,24 % del total

ab78bd527466144b23ce2b67884d6839 a8f15018f42f761af5f27a049c49d825

041bc91669ac05c9eadcfc3b5fe64edd

El idioma español aparece como quinta lengua, con menos del 1% de la producción científica internacional, dominada al 97% por el inglés. Un grupo de expertos propone potenciar el idioma como lengua de divulgación

Más de 450 millones de personas en el mundo hablan español como primera o segunda lengua y, sin embargo, “la presencia del español en la producción científica es a todas luces marginal”, según la obra El español, lengua de comunicación científica, que se presenta esta tarde en Madrid y que se puede descarga de manera gratuita.

El volumen muestra datos contundentes. En la base de datos SCI, que indexa 8.300 revistas especializadas de 150 disciplinas científicas, el 97% de sus más de siete millones de artículos publicados entre 2005 y 2010 está en inglés. El alemán es el segundo idioma, con un porcentaje inferior al 1%. Y el español aparece como quinta lengua, con un ínfimo 0,24% de las publicaciones.

“Parafraseando a William Faulkner en su referencia al tiempo, se trata de una batalla que no solo no se puede ganar, sino que ni siquiera se libra”, sostienen en la introducción del libro sus coordinadores, los catedráticos de Economía Aplicada José Luis García Delgado y José Antonio Alonso, ambos de la Universidad Complutense de Madrid, y el profesor de Economía Aplicada Juan Carlos Jiménez, de la Universidad de Alcalá de Henares.

Fuente que utilizo:   http://es.noticias.yahoo.com

850446e47d62a89d767ec626480d08e0 485060e8f10c78219eaa294445b99113 3635fdb07a0baac15e6c8b80217831b4

“Una batalla estúpida”

El dominio del inglés es “irrebatible”, argumentan. En inglés se publican las principales revistas científicas, como Science, Nature, Cell, PNAS o The Lancet, y en inglés se habla en los congresos internacionales más relevantes. “El fomento del uso del español en el ámbito científico no debe pasar nunca por tratar de cuestionar la hegemonía del inglés. No es que sea una batalla perdida, es que es una batalla estúpida. Hay que caminar hacia un bilingüismo”, ha reflexionado Jiménez esta mañana ante la prensa. La obra, editada por la Fundación Telefónica, se encuadra en un proyecto más amplio para averiguar el valor económico del español.

«El español, como lengua de divulgación, de comunicación científica, tiene mucho que hacer»


Juan Carlos Jiménez
Profesor de Economía Aplicada

El lenguaje científico, ha recordado Jiménez, tiene dos planos: el académico y el divulgativo. “Ahí el español, como lengua de divulgación, de comunicación científica, tiene mucho que hacer”, ha exhortado. Los autores proponen en su libro promover una conexión más estrecha entre las comunidades científicas española y latinoamericanas para generar plataformas comunes de difusión de sus producciones, como revistas científicas compartidas y congresos propios. “En este caso es mucho lo que se puede hacer y es muy poco lo que , hasta el momento, se ha logrado”, sostienen.

El catedrático García Delgado ha hecho un llamamiento a dejar atrás los complejos ante el inglés. “La suerte del español puede ser convertirse en una segunda lengua franca, la lengua acompañante, y tiene muchas bazas para conseguirlo. No hay que destronar al inglés”, opina.

73b992bfd482ff31586cc54fe738bf78 71f5154be137dc538f57b0699a07720a

Un margen para el optimismo

Los autores recuerdan la buena situación del español en la producción cultural en campos como la música, el cine y la literatura. “El pesimismo se hace más presente cuando lo que se analiza es el papel del español como lengua científica: un ámbito en el que ni la situación es buena ni caben esperar cambios favorables en el futuro inmediato”, apuntan.

La dictadura franquista censuró la revista Ciencia durante 35 años

4b09a88f9216c316315e787cd297d3d1 2bdb1570772616b26e80a7354d266820

Sin embargo, las cosas cambian, aunque las transformaciones pueden requerir siglos. La obra recuerda que, en el siglo XVI, la reina Isabel I de Inglaterra conversaba en latín y griego con los estudiantes de la Universidad de Cambridge y que, en tiempos de Shakespeare, se redactó en latín la primera farmacopea británica.

Además, matizan los autores parafraseando estudios previos, hay un margen para el optimismo: “El peso del español en ciencia es mucho más importante de lo que en una primera lectura se deriva de los indicadores obtenidos en este estudio. Existen ámbitos de actividad donde el uso del español es determinante, como son las actividades docentes, la divulgación de la ciencia y el intercambio de ideas y conocimientos entre investigadores de países de habla española”.

3fb6db303ab640172f996031b386c9cf 64dcaa72310204d74dc0160138214829 9a7c2b4bf18b05fa94fe5b29cd8cbab9

Históricamente, algunos proyectos han intentado el despegue de una comunidad científica en español. En 1940, algunos de los científicos españoles y latinoamericanos más brillantes de la época, como el ex director del Museo Nacional de Ciencias Naturales, el entomólogo Ignacio Bolívar, fundaron en México Ciencia. Revista hispanoamericana de Ciencias puras y aplicadas. La publicación fue censurada en España por la dictadura de Francisco Franco hasta su desaparición en 1975. ”El hecho de ver reunidos tantos nombres de la ciencia española exiliada trabajando y publicando desde México en colaboración con una selecta y numerosa lista de científicos hispanoamericanos parece que fue resentido por las autoridades tiránicas franquistas como una agresión peor que los ataques militares”, escribió Francisco Giral, uno de los fundadores.

9f3a46272f75c006f0c6579a68f41cf2

Más noticias de Materia:

Una red para evitar el aislamiento científico y la ‘españolización’ de la ciencia
Otras noticias de “divulgación”

Un experto en lingüistica descifra las primeras palabras del Manuscrito Voynich

voynich-scritte Voynich_2v voy2 abril 67r 6a00d83452963269e20147e3ca2a58970b-400wi

No es la primera vez que os hablo del Manuscrito Voynich, probablemente el libro más fascinante (y misterioso) sobre la faz de la Tierra. Escrito sobre papel vitela en un lenguaje aparentemente a prueba de criptógrafos, este manuscrito del siglo XV lleva haciendo que los expertos se devanen los sesos desde hace más de 100 años, cuando el especialista en libros antiguos Wilfrid M. Voynich lo adquirió para la Universidad de Yale. Para algunos se trata simplemente de un engaño medieval, para otros el último remanente de un perdido lenguaje oriental del cual no somos capaces de entender ni una sola palabra… o al menos así era hasta ahora.

[Relacionado: Nuevo estudio sugiere que el lenguaje oculto en el Manuscrito Voynich podría ser real]

Según puedo leer en una nota de prensa publicada en la web de la Universidad de Bedfordshire, la historia del descifrado de esta críptica y rara obra ha sufrido un vuelco considerable gracias al trabajo de un profesor en lingüística aplicada de esta universidad británica, llamado Stephen Bax.

El señor Bax, como un Indiana Jones real, ha logrado por primera vez identificar algunas palabras del manuscrito, dejando así la puerta abierta a una resolución final que seguramente será muy trabajosa, razón por la que ha pedido ayuda a otros expertos en lingüística. ¿Cómo lo hizo os preguntaréis? Las fascinantes ilustraciones del libro fueron la clave.

Gracias a su amplio conocimiento en manuscritos medievales y a su familiaridad con lenguas semíticas como el árabe, el profesor Bax comenzó a analizar cuidadosamente la obra, letra a letra, en busca de nombres propios. Una técnica que ya fue empleada con los jeroglíficos egipcios, aunque para tal fin se contó con la inestimable ayuda de la piedra de Rosetta.

[Podría interesarte: ¿Podrías reconocer el lenguaje de un hombre de la Edad de Hielo?]

codex-seraph3 codex3-751686 blancamiro

En palabras del propio Bax: “El manuscrito tiene un montón de ilustraciones de estrellas y plantas. Fui capaz de identificar algunas de estas con sus nombres, buscando en manuscritos medievales sobre botánica escritos en lengua árabe y en otros idiomas. Entonces empecé a decodificar y obtuve algunos resultados bastante alentadores”.

5book 6a00d83452963269e20147e3ca2a58970b-400wi 39184e288cc822812b2855e5296a35d5

Entre las palabras identificadas se encuentra el término empleado para la constelación Tauro, que aparece junto a una ilustración de siete estrellas que parecen ser las Pléyades.

Además, encontró la palabra KANTAIRON junto a una imagen de una planta de azulejo (Centaurea cyanus), conocida en la Edad Media por sus propiedades antibacterianas y fungicidas. Así mismo logró identificar los nombres de varias plantas más.

Páginas ilustradas del Manuscrito Voynich

A pesar de que la decodificación del manuscrito es todavía parcial (el trabajo apenas ha comenzado) los hallazgos de Bax han generado mucha excitación entre los expertos, ya que como sabéis muchos creían que esta obra tan rara consistía simplemente en un galimatías sin sentido inventado para la ocasión en el S. XV, con la única intención de venderle la obra a algún coleccionista renacentista de libros raros.

20100511codex_i blanca_miro_dailymetal 00 serafini 10

Esta última opción queda totalmente descartada, sostiene Bax, para quién el libro es probablemente un tratado sobre naturaleza escrito en algún lenguaje asiático o del cercano oriente.

[Relacionado: El manuscrito Voynich desvela uno de sus secretos]

Me enteré leyendo la nota de prensa publicada en la web de Universidad de Bedfordshire.

Paginación

¿Por qué nos ayudamos? Las bases evolutivas del altruismo

p6f1-20091102-_fullscreen islasgalapagos650 fotonoticia_20131229003731_500

Charles Darwin

Han pasado más de doscientos años desde el nacimiento de Charles Darwin y más de ciento cincuenta desde la publicación de su obra El origen de las especies en el que exponía sus teorías sobre la evolución por selección natural y, aún así, actualmente el gran público todavía conserva muchas ideas incorrectas sobre el tema. Un hecho que el biólogo francés Jacques Monod escenificaba en una clara cita diciendo “un aspecto curioso de la Teoría de la evolución es que todo el mundo cree entenderla”…

Por eso todavía hay muchas personas que piensan que la evolución es solamente una especie de lucha y pelea diaria contra todo y contra todos en la que el pez grande se come al chico y donde la competencia y el egoísmo son las únicas armas válidas para adaptarse. Conceptos como “la supervivencia del más fuerte” o “el mejor adaptado es el que sobrevive” a pesar de ser influyentes en la evolución de una especie, son incompletos y a menudo confunden al público sobre los verdaderos mecanismos evolutivos.

Es un tema tan antiguo que se ha estado debatiendo desde finales del siglo XIX. Es decir: ¿Por qué nos ayudamos?, ¿existe una base evolutiva en las conductas altruistas?

[Relacionado: La evolución frente a nuestros ojos]

23 1457712_10202544344358258_247331150_n evolucion

A menudo pensamos en la evolución como un proceso largo de miles o incluso millones de años. Normalmente esto es así, pero hay casos de evolución muy rápida en las que podemos ver a las especies adaptarse frente a nuestros propios ojos.

[Relacionado: Un edén descubierto por casualidad]

Las primeras aproximaciones al tema podemos atribuírselas al naturalista y político ruso Piotr Kropotkin con la publicación de su obra “El apoyo mutuo, un factor en la evolución” con la que comenzó una larga serie de trabajos científicos que confirmaron que hacer el bien, cooperar, ayudar y en definitiva las conductas altruistas son factores decisivos en la evolución.

promocion-del-altruismo altruismo1 16de7f78dc7520fe5c990e77e8dd1724

Hoy en día ya no hay discusión alguna sobre el altruismo y su papel fundamental en la evolución de las especies. Como bien afirma Juan Ignacio Pérez, los seres humanos somos primates altruistas: compartimos nuestros bienes, ayudamos al necesitado, cooperamos y dividimos el trabajo.

En la Naturaleza la colaboración y cooperación, incluso entre especies diferentes, es algo muy frecuente, y en numerosos casos es mucho más efectivo que la competencia. El altruismo ha demostrado ser una importante estrategia que favorece la continuación de los genes de una determinada especie.

Grooming una practica social entre primates

El célebre etólogo Richard Dawkins nos ofrece un ejemplo fascinante de conducta altruista en su libro “El gen egoísta” en la que algunas especies de pájaros, cuando se acerca un predador como un zorro o un lobo, el “pájaro padre” se aleja cojeando del nido, arrastrando un ala como si estuviese herido. El depredador, pensando que es una presa fácil, persigue al pájaro “herido”, siendo alejado de esta manera del nido donde se encuentran los polluelos… Al final, el pájaro deja de fingir y sale volando, consiguiendo salvar a su prole, aunque eso sí, poniendo en riesgo su propia vida.

Con esta conducta, el ave pone se pone a sí misma en peligro, pero a cambio aumenta las posibilidades de supervivencia de sus polluelos… una estrategia que bien podemos llamar altruista y que contribuye positivamente en la continuación de su descendencia y por tanto de sus genes a la siguiente generación: evolución ante nuestros ojos.

como-se-produjo-la-evolucion 1378404730

[Te interesará: ¿En qué parte del mundo se sabe más de ciencia?]

En humanos los comportamientos altruistas son mucho más frecuentes, pero además se dan con el añadido de que en muchas ocasiones se realizan a favor de personas que no son de nuestra familia o de nuestro entorno… desde ceder el asiento en el metro hasta realizar donaciones económicas, las personas somos altruistas desde muy temprano…

El altruismo en la Naturaleza suele tener un interés común y usualmente, las especies cooperan y se ayudan con el objetivo final de obtener un beneficio. Sin embargo, el altruismo total, el hacer algo que no te beneficia en nada, tan solo se ha observado en primates, aunque en el caso de primates no humanos suele estar siempre sesgados y se circunscriben a familiares o compañeros con los que se mantienen relaciones de reciprocidad; de hecho, nunca se hace extensivo a individuos extraños.

Los humanos, hasta lo que hemos podido comprobar hasta el momento, somos los únicos primates que nos comportamos de forma altruista incluso con completos desconocidos.

charles-darwin 485px-Annie_Darwin

[No te pierdas: Nuestro cerebro produce su propia versión del “Valium”]

Curiosamente existen experimentos en los que se ha intentado estudiar cómo y cuándo comienzan a aparecer estas conductas altruistas en humanos y resulta que ya están presentes incluso en niños pequeños de apenas 18 meses.

Uno de los artículos científicos más brillantes y sencillos que se han ocupado del tema se llevó a cabo en el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva. El psicólogo Felix Warneken se dispuso a realizar una serie de trabajos rutinarios frente a un grupo de niños de poco más de año y medio, en los que simulaba que un objeto se le caía al suelo en un descuido. Resulta que la mayoría de los niños se acercaba a él, lo recogía y se lo devolvía al investigador sin que éste se lo hubiera pedido.

El altruismo tiene una gran importancia en evolucion

Contamos con cientos de estudios sobre comportamientos desinteresados en humanos que colocan al altruismo como un factor fundamental en la evolución de nuestra especie. Pero evidentemente, esta generosidad y filantropía, no es ilimitada y también se ha comprobado que las personas tenemos determinadas tendencias a la hora de comportarnos de manera altruista.

Uno de los más recientes estudios sobre esta materia se ha publicado esta semana en el Journal of Experimental Psychology con el objetivo de saber en qué situaciones nos comportamos de manera más altruista.

El experimento es bastante sencillo y buscaba saber si ayudamos más a personas que parecen tristes o a personas que están felices. Para ello los investigadores simulaban entrar a un edificio mientras mantenían una conversación telefónica ficticia en la que en unas ocasiones hablaban alegremente (diciendo “qué alegría”, “qué feliz me haces”, etc…) y en otras fingían estar decaídos y tristes. La idea era saber cuándo se conseguía más ayuda por ejemplo para abrirles la puerta de entrada.

Las conclusiones son curiosas, y hasta cierto punto contra-intuitivas, puesto que la gente que simulaba estar más contenta y feliz consiguió más ayuda… interesante, ¿verdad?

imagesCAN85VW8

[Si te ha interesado este artículo, te gustará: ¿Podemos aprender cosas nuevas mientras dormimos?]

Fuente que utilizo:       http://es.noticias.yahoo.com

 

 

Las tormentas dejan al descubierto bosques de hasta 6000 años de antigüedad

Grandes troncos y raices han quedado visibles tras el paso de las tormentas

c3a1rbolybanco5b35d BDzfz35CEAE3fxJ AspenOverview0172

Dicen que tras la tormenta llega la calma. Después de unas semanas revueltas en las que el Reino Unido ha se ha enfrentado a unas duras condiciones climáticas que han inundado extensas regiones del país y en las que se han sufrido numerosos daños materiales y personales, llega el momento de hacer balance general. Más de doscientas mil viviendas afectadas, pueblos enteros aislados y sin electricidad, olas de más de ocho metros golpeando las costas… y aún así, entre todas estas calamidades, las mareas han dejado una sorpresa inesperada a su paso por el noroeste europeo.

Las costas del Condado de Cornualles, las mismas que fueron testigos de la célebre batalla entre los tercios españoles de Juan del Águila y la flota inglesa capitaneada por el ínclito Francis Drake, esconden a buen seguro muchos secretos que el paso del tiempo ha enterrado bajo sus aguas. Pero lo que pocos podían imaginar es que las grandes mareas provocadas por las tormentas de estos días dejaran al descubierto un bosque sumergido de más de 4.500 años de antigüedad.

pando-tree PandotheTremblingGiantUtahUSA niagara-falls

[Relacionado: Descubren casualmente un primitivo bosque submarino en el Golfo de México]

Además digo que “han dejado al descubierto” pero “no han descubierto” porque en realidad los geólogos ya sabían de la existencia de este anciano bosque bajo las aguas de la Bahía de Mount, aunque, eso sí… hasta ahora nunca habían podido contemplarlo con sus propios ojos.

Las tormentas dejan al descubierto restos de bosques con 4500 años de antigüedad

1200625216_f 450088523_42e052d047 1379306_10152327117874896_1705314505_n

Y lo interesante es que no solo ha ocurrido una vez, sino dos… Al bosque descubierto del Condado de Cornualles se ha unido otra gran arboleda sumergida en la costa galesa de Cardigan, donde las lluvias y las olas han revelado la existencia de numerosos troncos y raíces de roble, castaño, pino, e incluso restos de grandes arbustos de avellano datados entre 4.000 y 6.000 años de antigüedad.

[Te interesará: Descubren una enorme reserva de agua líquida bajo los hielos de Groenlandia]

Los expertos afirman que son restos de grandes masas forestales que sobrevivieron a las glaciaciones y que se extendían por las franjas costeras del Reino Unido cuando el clima era más cálido que en la actualidad.

Tan solo seran visibles durante unos meses

No obstante, este pequeño tesoro rescatado de los fondos marinos tiene fecha de caducidad puesto que los investigadores adelantan que, dentro de unos meses, cuando las mareas y el nivel del mar vuelvan a la normalidad volverán a tragarse los restos de estos dos antiguos bosques.

945757_587403434611770_1854730114_n

[Si te ha gustado este artículo no te pierdas otro interesante descubrimiento: Un lago australiano que resiste inalterado durante más de 7.500 años]

Referencias y más información:

Colin Schultz “Those U.K. Storms Revealed the Remains of a 4,500 Year Old Forest” Smithsonian Magazine febrero 2014

Fuente que utilizo:

http://es.noticias.yahoo.com

 

NANOESTRELLAS CON DOS CARAS

NANOTECNOLOGÍA Investigadores del País Vasco y la Universidad de Amberes (Bélgica)

d8dd085816c1d927737f8a530cf16c47 c203906fcdab62eb52d1c083a3f79301

Nanoestrellas con dos caras

  • Constituidas por óxido de silicio en una cara y puntas de oro en la otra

  • En la mitología romana Jano era el dios de las puertas, de los comienzos y las transiciones entre el pasado y el futuro. De hecho el primer mes del año, enero (del latín, ianuarus), lleva su nombre. Esta deidad se caracterizaba por su perfil de dos caras, un hecho que ha inspirado a los científicos a la hora de bautizar a sus diseños químicos con dos partes bien diferenciadas.28a9aaefc16889ae579bc710b6cc01c8
  • Ahora un equipo de investigadores de CIC biomaGUNE, en San Sebastián, junto a colegas de la universidad belga de Amberes, han creado unas partículas de Jano de tamaño nanométrico. Están constituidas por óxido de silicio en una cara y puntas de oro en la otra.
  • “Estas nanoestrellas poseen propiedades ópticas y electrónicas que vienen determinadas en gran medida por sus pequeñas dimensiones y su morfología”, explica a SINC Luis Liz-Marzán, autor principal de este trabajo recogido en la revista Chemical Communications.

    b3de69af9765b73def5b3a503950bac4 13920254136822

    Los investigadores han ideado técnicas para moldear las puntas afiladas de oro a partir de nanopartículas de este metal, de tal forma que sobre las agujas doradas se pueden generar campos eléctricos muy intensos mediante iluminación.

    Estas nanopartículas podrían detectar contaminantes y marcadores biológicos. Dicho en palabras del investigador Liz Marzán “nuestra investigación es ciencia básica, pero esos campos se utilizan en procesos de detección ultrasensible para identificar cantidades ínfimas de moléculas que pueden quedar adsorbidas en la cara de oro, como agentes contaminantes o marcadores biológicos que indican la presencia de una enfermedad”.

    Otra posible aplicación es la fototerapia, cuyo objetivo es matar células malignas mediante calor, en este caso inducido a través de la iluminación de las puntas de oro. La cara del óxido se utilizaría para unir la nanoestrella a receptores biológicos específicos que las lleven hasta las células dañadas -solo a esas- para que la parte metálica pueda ejercer su función terapéutica o de diagnóstico.

    La fabricación de estas nanopartículas se realiza en varias etapas. Primero se producen nanoesferas de oro mediante la reducción química de una sal del preciado metal. Luego se añaden dos compuestos orgánicos diferentes en caras opuestas de la partícula para que tengan distinta afinidad por el óxido de silicio. De esta forma, el óxido cubre solo una parte y la otra queda descubierta para hacer crecer las puntas de oro.

  • FUENTE QUE UTILIZO:   http://www.elmundo.es